Archivo de la categoría: Lectoescritura

¿Cómo crear un currículum de impacto para conseguir empleo?

La búsqueda de empleo no tiene edad, ya seas un estudiante, un recién graduado o un profesional con amplia experiencia, sí o sí, habrá algún momento de tu vida en que estarás de puerta en puerta para ser aceptado en una empresa.

En estos casos, el currículum sigue siendo uno de los principales documentos para la selección del personal. En él se reflejan los estudios, conocimientos y experiencias del futuro empleado, por lo que es importante que el mismo contenga algo especial y único para conseguir aquella llamada de aprobación para presentarte a la primera entrevista.

Diseño, presentación y formato del currículum

como crear un curriculum vitae

Dicen que la primera impresión es lo que cuenta, lo mismo sucede con un currículum. No basta con sólo rellenar un papel en blanco de Word para citar tu trayectoria laboral o académica, el mismo debe contener una buena presentación que puede significar una gran diferencia entre ser o no, seleccionado.

Si no eres bueno con los diseños, puedes descargar por internet un formato de curriculum que te ayude a destacar en el proceso de selección para obtener entrevistas. Dicho formato ya cuenta con una plantilla prediseñada, donde solamente deberás rellenar con tus datos personales, foto carnet y experiencia laboral.

Entre los formatos más conocidos de un currículum se encuentran el cronológico, el funcional y el combinado.

  • El currículum cronológico permite que puedas ordenar tu historial laboral, tus logros y tus estudios concluidos con mayor facilidad. Es ideal para aquellos que ya cuenten con una amplia experiencia en el mundo laboral.
  • El curriculum funcional contiene una estructura que enfatiza tus habilidades, haciéndola ideal para aquellas personas que van por su primer empleo o cuentan con poca experiencia laboral.
  • Y el curriculum combinado posee las cualidades del cronológico y funcional, haciéndola ideal para profesionales que hayan tenido una experiencia laboral significativa.

¿Qué debe incluir un buen currículum?

Curriculum vitae

Además del diseño y presentación, los reclutadores también tienen en cuenta el contenido. Es importante que, antes de imprimir o enviar el documento por e-mail, revises la ortografía y gramática para que puedas tener más posibilidades de ser seleccionado. Un pequeño error ortográfico podría resultar en un currículum rechazado.

Generalmente, en el currículum se añaden los estudios realizados, las certificaciones obtenidas y la experiencia laboral. En caso de que busques el primer empleo, debes añadir tus habilidades y conocimientos sobre el área de tu interés: si buscas trabajar como secretario o asistente administrativo, puedes mencionar que posees conocimientos de programas informáticos.

Otros datos que no deben faltar en un currículum son tu nombre y apellido completos, edad, dirección de residencia, nacionalidad, número de teléfono y correo electrónico. En algunas ocasiones puede que la empresa solicite que incluyas una foto tuya actualizada, pero si no lo especifica en el anuncio de búsqueda de personal, no será necesario.

Analiza la información de la empresa

crea un curriculum

Todo lo anteriormente mencionado no servirá si tu perfil no corresponde con lo que busca la empresa. Por ese motivo, es necesario que leas bien el anuncio y los requisitos solicitados para obtener más posibilidades de que logres ser seleccionado.

Primero que nada, debes saber cuál es la filosofía de la empresa, en qué sector trabaja y qué ideas puedes aportar para contribuir a su crecimiento o para que destaque en su sector. Luego, diseña bien tu currículum, con un buen formato y contenido para captar su atención y, una vez que logres enviar el documento, no pasará mucho tiempo para que recibas la tan anhelada llamada que podría significar un cambio en tu vida profesional.

Origen de la redacción académica

La divulgación de conocimiento es casi tan antigua como la humanidad misma, y con el paso de los siglos, su trascendencia resultó cada vez más notable.
Incluso antes de existir normas respecto a cómo divulgar el conocimiento científico, ya se conservan evidencias de documentos creados con este fin. La primera obra de ciencias de la que se tiene registro data del año 300 a.C.: Los Elementos de Euclides (Betancourt, 2003).

En este recorrido histórico, no se puede obviar el aporte de los centros de educación que ya desde el medioevo impactaron en la conservación de materiales científicos, y que resultaron en la base para los primeros intentos de normativizar la producción en las academias. El primero de esos casos se trata de la Nomenclatura de Ginebra, en 1872, en el área de la química orgánica, y tres años después se creó la Oficina Internacional de Pesas y Medidas.

Sin embargo, no es hasta el siglo XX que los esfuerzos en este sentido dan fruto: en Alemania, en 1917, fue creado el Comité de Normas para la Ingeniería Mecánica General, denominado posteriormente “Instituto Alemán de Normalización, que crea y publica las famosas DIN”, y en 1946 surge en Londres la Organización Internacional de Normalización, conocida como ISO, por sus siglas en inglés (Cevallos, 2015, p. 7).

Otras experiencias en Europa hacen posible que para la segunda mitad de la centuria, se funde el Comité Europeo de Normalización para fomentar las normas ISO en ese continente; sin embargo, de acuerdo con Cevallos (2015), es en Estados Unidos donde surgen “las normas de escritura científica plasmadas en libros”, a partir de la creación del Style manual for biological journals en 1960. Este texto tuvo sucesivas ediciones hasta 1994, y en 1987 se realizó una traducción al español.

person in gray jacket holding pen

Estos antecedentes permitieron el surgimiento de variadas propuestas, entre las que destacan dos ampliamente conocidas en la actualidad: el modelo IMRyD (Introducción, materiales y métodos, resultados y discusión) que sirve como formato estándar de los artículos científicos, y el estilo Vancouver, derivado del grupo de normas que a finales de los años 70 del pasado siglo establecieron especialistas del área de Medicina, y cuya aplicación se extiende en la actualidad a centenares de revistas.

Es importante mencionar que el siglo XX es además el período en el que surgen las muy conocidas normas APA, denominadas por las siglas de la institución que le dio origen: American Psychological Association. Cerca de los 90 años de su aparición, puede considerarse una de las de uso más extendido.

Este interés por establecer mecanismos de estandarización en la divulgación científica, con independencia de las particularidades de los diferentes campos de estudio, es lo que permite el surgimiento y auge de la redacción académica como mecanismo que asegure no sólo el cumplimiento de una norma o estilo específicos, sino que el resultado responda a criterios de calidad.

Información extraída de: Curso de Redacción Académica impartida por MCASchool Bussines & Postgraduate por medio de la plataforma MiriadaX. Actualmente el curso está abierto para consultas.

Enlace: https://miriadax.net/web/redaccion-academica-2-edicion- 

Aprende a resumir tus textos para estudiar o investigar

Tanto si eres estudiante como investigador, debes resumir tus textos para captar la idea principal de los libros y artículos que estás leyendo. De esta forma desarrollas también tu comprensión lectora y te facilitará en tus estudios e investigaciones.

Sin embargo, cuando te encuentras con libros de gran volumen, no tienes idea de cuál sería la idea principal o cuál es el párrafo u oración más importante que debes resaltar para resumir tus textos de estudio.

Por este motivo, te daré algunos consejos para que aprendas a resumir tus textos y puedas ser un estudiante exitoso.

Lee el texto completo

Antes de iniciar con el resumen, debes leer el texto completo. Una primera lectura rápida hará que tengas alguna noción de lo que debas resumir.

Si después de la primera lectura todavía no captas de qué trata, vuelve a leer el texto. La segunda lectura puede ser más lenta que la primera, porque en esta etapa es donde generalmente logras captar cuál es el tema principal y te dará una idea de qué es lo que puedes extraer del texto.

Comienza a resaltar las ideas principales

En la segunda o tercera lectura debes tener algún resaltador, para poder subrayar las oraciones que creas importantes.

Si el texto a leer se encuentra en formato PDF, puedes editarlo resaltando la oración con el cursor. Si no te lo permite, puedes transcribirlo en tu libreta o en un procesador de texto como Word. En este caso, es importante aprender a trabajar a dos pantallas, tal como te lo muestro en este video.

¿Cómo saber si lo que estoy subrayando es la idea principal?

Captar la idea principal y secundaria es uno de los pasos más difíciles al resumir textos. Sin embargo, te puedo dar unas pequeñas orientaciones que debes tener en cuenta para distinguir cuál fragmento es la idea principal y cuál es la secundaria o información adicional.

1- La idea principal, generalmente, se sitúa al inicio o final de un texto.

2- Los ejemplos, comentarios adicionales o detalles de una información NO SON IDEAS PRINCIPALES.

3- Guíate por las palabras claves del texto. Esas, por lo general, se encuentran en los extractos que reflejan la idea principal.

Escribe con tus propias palabras

Una vez finalizada la extracción de ideas principales y subrayado del texto, comienza a escribir con tus palabras lo que has entendido.

Si te parece complicado, puedes escribir lo que has subrayado. Pero recuerda, debes utilizar preposiciones o palabras conectoras para que el resumen de tus textos tenga sentido a la hora de leerlas.

Y lo más importante: resumir tus textos no implica plasmar tu opinión personal. Debes ser lo más neutro posible. La información a resumir debe reflejar la comprensión lectora y debe servir para que tus estudios o investigaciones sean lo más sencillos posibles.

Si te interesa aprender más sobre técnicas de lectura y escritura, te recomiendo algunos cursos online que podrás verlos haciendo clic aquí.

Espero que te haya gustado este artículo y te deseo éxitos en tus estudios e investigaciones.

El porqué deberías adquirir el DLE que la RAE ofrece en línea de forma gratuita

Esta mañana desperté con una buena noticia: La Real Academia Española (RAE) cuenta con la nueva actualización del “Diccionario de la Lengua Española” en formato digital. El mismo se encuentra disponible en Google Play para que puedas descargarlo en la tablet o móvil.

La aplicación presenta nuevos cambios y añadió algunas palabras como “escrache”, “sororidad”, “selfi”, entre otros. Para saber más al respecto, puedes leer este artículo.

Tanto si eres estudiante, como escritor o, simplemente, un profesional que se dedica a la investigación, debes adquirir este diccionario para consultar todas tus dudas con respecto a la ortografía y gramática. Es claro que, lo ideal, sería comprar el diccionario en formato físico, pero si no puedes costearlo, puedes adquirir la aplicación de forma gratuita.

Ventajas de descargar el DLE en tu móvil

1- Es gratis. Ahora bien, al ser gratuito, puede que te aparezcan anuncios publicitarios. Si te molestan los anuncios, puedes adquirir la versión de pago que también se encuentra disponible en Google Play.

2- Es práctico. Si te encuentras redactando un texto desde tu notebook y tienes dudas, ya no será necesario “minimizar” el documento para abrir internet. Solo ten el móvil a mano y realiza tus consultas desde ahí.

3- NO ES SOLO UN SIMPLE DICCIONARIO. También contiene algunas opciones como “palabra exacta” o incluso “palabra que termina en” y “empieza con”.

4- Puedes averiguar la conjugación de verbos. Solo debes escribir el verbo en infinitivo y figurará a su derecha un ícono de “conjugación”, el cual te redireccionará a un cuadro con todas las conjugaciones existentes del verbo.

5- Contiene enlaces a las páginas importantes del sitio web de la RAE, como servicios ofrecidos, algunos artículos, preguntas frecuentes y adquisición de la aplicación DLE de pago, que puedes usarla SIN CONEXIÓN en caso de que lo necesites para cuando trabajes en un lugar sin internet o no tengas paquete de datos.

Al adquirir la última versión del DLE podrás realizar tus trabajos de redacción con eficiencia y calidad. De esta forma reflejas profesionalismo y seriedad en tus trabajos escritos, así como estar informado sobre las modificaciones con respecto al lenguaje español y cuáles son las reglas gramaticales a tener en cuenta para una mejor escritura.

Espero puedas conseguir el DLE y, desde ya, te deseo suerte en tus trabajos escritos.